Conmovedor audio de la madre del profesor Facundo Díaz

Hace 4 semanas Río Gallegos

La madre del profesor que se quitó la vida el pasado 2 de noviembre compartió un mensaje por medio de las redes sociales. Lee sus palabras llenas de amor y dolor en esta nota.

Conmovedor audio de la madre del profesor Facundo Díaz

Durante este día de navidad la mamá del profesor  Facundo Díaz,  día a conocer por medio de las redes sociales un  mensaje de voz recordando a su hijo:

“Facundo era el menor de mis hijos, lo vi crecer en mis brazos y lo eduque en el amor y la honestidad, siempre con la verdad. Ese es el Facundo Díaz que le entregué a la sociedad y concretamente al Consejo Provincial de Educación, un joven hermoso, sano, lucido, deportista, músico profesional y buena gente, incapaz de dañar y mentir. Ustedes ya conocen el final”, inicia el audio.

Y agrega: “El dedo acusador sumado a la insensibilidad de las autoridades educativas fueron letales para mi hijo, él no lo soportó, puso su vida ante la injusticia, el maltrato, el atropello y la mentira, demasiadas cosas para un joven como Facundo que encaraba la vida con una sonrisa”.

“Hace unos días me hice la fuerza para retirar algunas de tus pertenencias de la dirección de nivel inicial y pude ver el rostro de algunas de las encargadas de separarlo quienes se atrevieron a decirme que mi hijo estaba contento con aquel fatídico día de la notificación que lo alejaba de su trabajo,  cargo  para el cual había estudiado y recibido en conservatorio. Me pregunto: ¿quién puede estar contento ante  tamaña notificación?, ¿qué ser humano puede mentir frente  la cara de una madre quebrada por el dolor?, ¿qué saben ellos, qué saben?, nada, nada nada”.

“Mi hijo desde aquel día entristeció no quisieron oírlo, buscó manos que no estaban, ese día empujaron a Facundo a esa decisión  mi amor de madre y el de todos de quien lo amamos  no alcanzó para retenerlo y devolverle la paz y la confianza que le habían arrebatado. Habían ganado la injusticia, el maltrato, la mentira. En las autoridades de educación no hubo misericordia ni pedido de perdón, perdón por carecer de sensibilidad y no haber mirado sus ojos en ese mirar hubieran podido sentir la verdad. Desde aquel 2 de noviembre mi alma de madre quedó allá a orillas de la ría llena de miedos esperando que regrese”.  

“Ojalá no haya más Facundos en Educación ni en ninguna otra institución, ojalá se respete la presunción de inocencia ojala  no haya más atropellos, verdugos ni mentiras, ojalá abracen y contengan al docente que lo necesita y ojalá no haya más Gracielas con miedos a la orilla de la ría esperando que regrese”.

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte