Destituyeron a las juezas tras el intento irregular de adopción

Hace 3 semanas Caleta Olivia

Ayer por la mañana, el Tribunal de Enjuiciamiento integrado por Reneé Fernández, Florencia Moreira y José Blassiotto emitió el fallo que destituyó a las juezas sometidas al jury.

Destituyeron a las juezas tras el intento irregular de adopción

Por Sara Delgado

Se trata de las juezas de Familia, María del Rosario Álvarez y del Menor, Angélica Zari, en tanto que para la titular del juzgado Civil, Malena Totino, habrá un proceso aparte dado que presentó carpeta médica y no pudo ser sometida al proceso.

Durante el jury, las magistradas no pudieron probar que hubiesen actuado según la ley, sino que por el contrario, todos sus esfuerzos estuvieron orientados a la entrega irregular de una beba nacida el 22 de febrero en Caleta Olivia, algo que finalmente se evitó con la intervención de la directora del Registro de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos de la provincia, Silvia Manríquez.

Ella contó que el 31 de enero llegó al Registro de Adopción un sobre con documentación de la jueza Zari y su pareja, solicitando inscribirse en el registro, y días más tarde, tuvo una comunicación con Zari que encendió todas las alertas: “Zari me preguntó si tenía el número de inscripción, a lo que respondí afirmativamente, seguidamente me dijo si ese número era el que debía darle a la juez de familia, a lo que respondí por qué me hacía esa pregunta, manifestándome que ‘había un recién nacido para adoptar’.

Ante ese planteo le dije a la Dra. Zari que ella no debía darle su número de legajo a la jueza, que en todo caso -si había un recién nacido para adoptar- la jueza debía enviar un oficio al Registro de Adopción solicitando legajos, ya que había postulantes más antiguos inscriptos para un recién nacido…”.

Así, la funcionaria comunicó sobre sus dudas al defensor General, Domingo Fernández y luego se hizo un Acta en el Tribunal Superior de Justicia de la cual tomó conocimiento el Ministerio de Desarrollo, que a su vez, detectó que la oficina de Niñez de la ciudad del Gorosito no había sido informada de que existía una recién nacida para dar en adopción, y por eso solicitan toda la información del caso al juzgado y el hospital.

La autoridad de Infancia se hizo presente en el Hospital Zonal, dirigido entonces por la hermana de la jueza que reclamaba la adopción, Zari, y ahí detectan que la beba se encontraba en Neonatología en una cuna con el nombre “Malena”, que coincide con el de la otra jueza hoy destituida.

El día 25 de marzo, después de que la secretaria provincial de Niñez, Alejandra Shanahan pidiera la nulidad de todo, dan con el padre de la beba, que desconocía del embarazo y manifiesta su voluntad de ejercer la paternidad, al tiempo que la madre desea conocerla, por lo que al otro día se hizo vinculación entre ambas. A todo esto, la beba había estado alrededor de un mes en el Hospital sin ser inscripta en ningún libro de actas.

Al día siguiente de que la beba se encontrara con su familia de origen, las autoridades provinciales realizan la denuncia penal y más tarde, el procurador de Santa Cruz, Ricardo Napolitani reclama el inicio del jury contra las tres juezas y el defensor oficial, Walter Martínez.

Vale mencionar que fue la propia Zari quien reconoció que el 14 de marzo la convocaron del juzgado de Álvarez para preguntarle si ella y su esposo estaban dispuestos a resguardar a la beba, y al otro día se presentó con un abogada para retirarla, pero Álvarez le dijo que no se la iba a dar por “una orden impartida por sus superiores”.

Cuando no le dan a la beba, Zari presenta un escrito en el que exige la entrega: “… solicitamos la excusación de la Dra. María del Rosario Álvarez… y la entrega de la niña a nosotros que somos la familia elegida…”.

Hay que recordar que todo se origina con una joven menor de edad en situación de vulnerabilidad que, en diciembre del año pasado va a hacerse un control ginecológico en una clínica privada caletense, y luego dice en el juzgado de Familia que está embarazada y no desea ser madre. Entonces, la jueza dispone que cuando nazca la beba, “quedará a resguardo de éste juzgado”. De ahí, que una de las preguntas que se hizo la Fiscalía durante el jury es si acaso, puede hacerse tal cosa con un ‘niño por nacer’.

Al día siguiente del parto por cesárea, Álvarez va hasta el hospital para que la joven ratifique que la daba en adopción, pero “estaba internada por la cesárea que se había practicado tan sólo un día antes. Una vez más, no se le dio la posibilidad de contar con patrocinio legal conforme legalmente resultaba un derecho de ella, conculcado flagrantemente por el accionar de la Jueza” dijo el fiscal, que agrega que la joven tampoco accedió a terapia psicológica.

Para el caso del defensor de la beba, lo acusan de no haber reprochado nada durante el proceso que iba indefectiblemente hacia la entrega de la menor. Es más, no aparece que hubiese hecho ninguna acción para descartar primero que la beba tuviese en su familia de origen, alguien que quisiera hacerse cargo. Aun así, fue absuelto.

Tags del artículo

Adopción ilegal

Notas relacionadas que pueden interesarte