El Calafate: la increíble historia del alpinista ruso que unió a una viuda son su esposo fallecido

Hace 3 meses El Calafate

El ruso encontró un anillo de bodas entre los escombros de un helicóptero y comenzó una travesía para poder encontrar a la esposa de un rescatista que había fallecido tras un accidente en ese vehículo

El Calafate: la increíble historia del alpinista ruso que unió a una viuda son su esposo fallecido

Un alpinista ruso que se encontraba trabajando como guía en el cerro Fitz Roy encontró en el medio de las alturas un helicóptero que había sido protagonista de un fatal accidente, pero algo que no pudo explicar le dijo que tenía que buscar entre los escombros, así fue como encontró un anillo de bodas y comenzó una travesía para poder encontrar a la esposa del hombre que había muerto hacía tres años atrás.

Erika Halvorsen es una escritora, guionista y directora de teatro, nacida en Río Gallegos que se encontraba en la ciudad de El Calafate cuando una mujer, Mónica, que conocía su trabajo se le acercó para contarle la historia que le había tocado vivir hace poco tiempo, con los ojos brillosos relató como un alpinista ruso logró reencontrarla con el anillo de bodas que de su esposo, que había muerto en un accidente de helicóptero mientras intentaban llevar adelante un rescate de alpinistas en el cerro Fitz Roy.

Según relató Erika a través de su cuenta de Twitter: “Pablo, su marido, era piloto de helicóptero. Hace cuatro años se despidió de Mónica para colaborar en el rescate de unos turistas alemanes y nunca volvió. Murió adentro del helicóptero en medio de las maniobras. Tres años más tarde, un escalador Ruso llega al lugar del accidente. Siente que tiene que buscar algo entre los restos del helicóptero incendiado y ahí encuentra la alianza de Pablo. Su anillo de bodas”.

La escritora continuó detallando la increíble historia que le relató Mónica en el medio de un mercado de El Calafate “el hombre vuelve a Rusia con ese anillo que pasó más de tres años a la intemperie. Desde allí busca la manera de contactar a Mónica para enviarle el anillo. El hombre logró enviarle el anillo por correo y hoy Mónica usa las dos alianzas. Ella siente que su marido se la mandó, que una parte de él volvió a su encuentro. Yo volví en mi motito conmovida por esa historia de amor y por los códigos sagrados de los montañistas”. (diario El Patagónico)

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte