Pintaron la casa de Máximo Kirchner construída por Lázaro Báez en El Calafate

Hace 7 días El Calafate

“Devuelvan los fondos de Santa Cruz”, escribieron en el frente de la propiedad, haciendo alusión a los más de 1.100 millones de dólares que Néstor dilapidó con la complicidad del sector político.

Pintaron la casa de Máximo Kirchner construída por Lázaro Báez en El Calafate

Manos anónimas, pintaron el El Calafate el paredón frontal de la casa que construyó Lázaro Báez y es parte de una investigación por desvíos de fondos, razón por lo cual el testaferro de Néstor Kirchner, sigue con prisión preventiva en la denominada “Ruta del dinero K”.

Devuelvan los fondos de Santa Cruz”, escribieron en el frente de la propiedad, haciendo alusión a los más de 1.100 millones de dólares que Néstor dilapidó con la complicidad y ayuda de los gobernadores que lo sucedieron y el propio Lázaro Báez, quien fue el articulador de esos fondos, cuando ostentaba un cargo en el Banco Provincia.

Otras fuentes dicen que la pintada no se refiere solo a los fondos por las regalías mal liquidadas, sino a todos los fondos que se robaron en Santa Cruz a través de la obra pública, la construcción de casas, caminos, apertura de licitaciones truchas, sobrevaluaciones de obras que nunca se hicieron, etc.

- Publicidad -

Cualquiera de los motivos que hayan fundado las pintadas, es innegable que un sector muy importante de la sociedad en Santa Cruz, repudia el accionar de quienes por varias décadas, saquearon las arcas públicas desde el gobierno o utilizaron el poder para desviar fondos hacia obras que jamás se hicieron, enriqueciendo a un grupo de amigos del poder y a la familia de la ex presidenta.

Casa con historia

La suntuosa casa construída en la costanera de El Calafate, fue descubierta por OPI en abril del año 2009, cuando hicimos la primera nota. En aquel momento había dos cosas que estaban claras: la casa tenía como destinatario Máximo Kirchner y quien la construía era Austral Construcciones SA, es decir, Lázaro Báez.

Pintaron la casa de Máximo y construída por Lázaro en El Calafate

Esta casa que el 28 de abril de 2016 fue objeto de un allanamiento en la causa vinculada con la causa denominada “La ruta del dinero K”, oportunidad en que a Lázaro Báez se allanaron inmobiliarias, terrenos baldíos, casas y hoteles en un día de mucha actividad judicial en El Calafate que OPI cubrió en aquella localidad, mientras el Fiscal Marijuan continuaba con la búsqueda en las estancias, asistido por una retroexcavadora, buscando supuestos contenedores con efectivo oculto en algún lugar del campo.

Aquella mañana, funcionarios judiciales, la PSA, Federal, PNA y G.N hicieron varios procedimientos en la ciudad turística entre ellos, la aludida propiedad de la Costanera local, movidos por los datos catastrales en los cuales la propiedad figura a nombre de Lázaro Báez, aunque las fuentes consultadas antes y ahora, sostienen que esa casa es/era de Máximo Kirchner y que luego del escándalo revelado por las declaraciones de Fariña y las investigaciones sobre Lázaro Báez y los Kirchner en el 2013, la casa quedó como propiedad del constructor K, pero prácticamente todo El Calafate y más precisamente los vecinos de la propiedad confirman que dicha casa es del hijo de Néstor y Cristina, de hecho relataron muchas veces haberlo visto dentro de la propiedad observando y controlando su construcción.

El 24 de septiembre de 2009, dimos cuenta que la construcción de la amplia casa de 600m2 estaba detenida y observamos que la propiedad frente al Lago Argentino, no había mostrado avances significativos en los 6 meses desde aquella primera nota en la que descubrimos su existencia.

No creemos que la crisis afecte el bolsillo de los Kirchner, estos están bien resguardados – dijo uno de sus vecinos – pero la obra (de Máximo) no ha tenido mucho movimiento este último tiempo, tal vez puede ser porque se ha difundido la foto y el pibe tiene un perfil bajo o decida alquilarla, no se… de todos modos tengo entendido que terminar la van a terminar en los próximos meses”, le dijo un vecino a OPI, quien aseguró tener una vista “privilegiada” de los movimientos que se sucedían y/o suceden en la propiedad.

Hoy, la imponente casa que sigue embargada, deshabitada, conservada y silenciosa, tal vez a la espera de una resolución positiva de la justicia, ante los nuevos vientos de cambios políticos y judiciales que se acercan, ha sido víctima de manos anónimas que pretenden hacer oír su reclamo sobre el origen espurio de los fondos que usaron desde el poder, para su emplazamiento en uno de los lugares más caros de El Calafate. (Agencia OPI Santa Cruz)

Tags del artículo

Kirchnerismo

Notas relacionadas que pueden interesarte