Preocupa la aparición de lobos marinos muertos en la costanera de Río Gallegos

Hace 2 meses Río Gallegos

El jueves pasado apareció un lobo marino muerto en la costanera local, y un segundo ejemplar fue encontrado en la tarde de ayer. Alarmados por el hecho, los vecinos se preguntan por qué volvió a ocurr

Preocupa la aparición de lobos marinos muertos en la costanera de Río Gallegos

El jueves pasado apareció un lobo marino muerto en la costanera local, y un segundo ejemplar fue encontrado en la tarde de ayer. Alarmados por el hecho, los vecinos se preguntan por qué volvió a ocurrir. Quienes conocen del tema señalaron que “hay que ser cautos”. Algunas recomendaciones para la comunidad.

Es la segunda vez que aparece un lobo marino muerto en aguas de la costanera de Río Gallegos. El primero tuvo lugar el pasado jueves y el segundo fue encontrado en la jornada de ayer. En ambos casos, los encontraron vecinos que, sorprendidos por el hecho, enviaron sus registros en video e imágenes.

Las hipótesis que surgieron parten desde que los lobos pueden haber estado enfermos hasta que murieron por ser especies ya adultas.

En diálogo con el medio, Morena Zavaglia, vecina que se topó con el ejemplar en la jornada de ayer, indicó que se encontraba paseando por la costanera pasando por los frigoríficos cuando dio con el animal. Se trata de la zona baja donde muchos pescadores rodean el lugar con frecuencia. Allí, encontró al lobo marino de gran porte, ya fallecido.

Desde la Asociación Ambiente Sur explicaron al medio porqué puede darse la situación, sin embargo señalaron que, en primera medida, “hay que ser cautos” con el tema hasta que no esté definida la autopsia a los animales. En principio, indicaron que hay que dar aviso a la Dirección de Fauna del Consejo Agrario Provincial o Defensa Civil, que son quienes se encargan de esas cuestiones.

“Hay que hacer muchos estudios. Si se trató de una muerte natural o qué. Es difícil decir algo sin haberlo visto, pero las especies son parte de la fauna marina de la región, muchas veces pasa con los pingüinos también”, explicó Germán Montero, director de la asociación.

“A veces las especies salen a descansar, sobre todo con los juveniles, porque están empezando la migración o se pierden, a veces tienen algún problema o están heridos. La realidad es que pueden ser muchos factores, no se puede hablar sin tener conocimiento ni determinar de antemano si es una causa natural o si estaba herido”, detalló el profesional.

Por ende, Montero consideró que en estos casos hay que llamar a quien corresponde y no acercarse ni tocarlos por cuestiones sanitarias. “Si está vivo porque puede ser peligroso y si está muerto también. Es muy reciente para dilucidar las causas”, apuntó.

Montero indicó que las especies de lobo marino son usuales en la costanera local. “A muchas no las vemos por amplitud del estuario, pero tenemos una fauna importante. La gente que usa la costa, como pescadores o visitantes, han visto incluso ballenas francas en la zona de Punta Loyola. Son parte de la biodiversidad”, detalló.

En relación a las recomendaciones, explicó que hay que ser precavidos, con las especies y con la vida humana. En primer lugar, se debe reportar la situación a quienes corresponden. “También se recomienda no acercarse ni atosigarlos, muchas veces salen a descansar y hay que cuidarlos. Podemos sacarles fotos, pero no molestarlos”, sugirió Montero.

Tags del artículo

Fauna Ambiente

Notas relacionadas que pueden interesarte