Río Gallegos: circulaba ebrio con sus amigos y se estroló contra un paredón

Hace 1 mes Río Gallegos

Un hombre terminó a pie luego de que su rodado se incrustara contra una pared ubicada en la esquina de las avenidas San Martín y Juan Domingo Perón. El test de alcoholemia arrojó resultados positivos.

Río Gallegos: circulaba ebrio con sus amigos y se estroló contra un paredón

El alcohol al volante generó un nuevo incidente vial en nuestra ciudad capital y, afortunadamente, no tuvo resultados fatales, aunque sí importantes daños materiales en una vivienda.

El hecho se registró cerca de las cuatro de la madrugada en una morada emplazada en la esquina de las avenidas San Martín y Juan Domingo Perón, escenario recurrente de siniestros viales y que, en una oportunidad hace unos años, un Renault Clio terminó volcado contra esta misma vivienda.

En esta oportunidad, el rodado involucrado se trata de un Peugeot 207 que era guiado por un hombre mayor de edad, que viajaba junto a dos amigos por la avenida Ríquez.

Aparentemente, la alta velocidad, la imprudencia y el consumo de alcohol habrían hecho que el conductor perdiera el control del Peugeot en momentos que pasaba por la rotonda. No alcanzó a frenar, subió al cordón de la vereda y terminó estrolándose contra el paredón.

Dentro de la vivienda estaba una familia durmiendo que, por suerte, no terminó con lesiones. Ellos fueron quienes llamaron a la Policía y denunciaron que, tras el incidente, dos de los acompañantes –un hombre y una mujer- se alejaron del lugar a pie.

Fuentes policiales indicaron que del caso tomó intervención el personal de la Seccional Tercera, Bomberos, el Comando Radioeléctrico y Tránsito Municipal. Las fuerzas de seguridad llegaron momentos después y se entrevistaron, tanto con el dueño del rodado, como con los damnificados.

Cuando los agentes del orden arribaron dieron cuenta, tanto de los daños del frente de la vivienda como del frente del rodado que estaba completamente destrozado.

Aunque el hombre, evidentemente en estado de ebriedad, dijo que el rodado no era suyo, se supo que el auto no había sido denunciado como robado y contaba con la documentación.

El test de alcoholemia realizado al conductor arrojó resultados positivos, por lo que el Peugeot fue secuestrado y trasladado al Corralón. Pese a lo fuerte del impacto, se supo que el hombre no terminó con lesiones de ningún tipo. Fuentes consultadas por este medio indicaron que la familia damnificada, hasta entrada la noche de ayer, no había instado a la acción penal por daños a la propiedad privada.

Tags del artículo

Tránsito

Notas relacionadas que pueden interesarte