Río Gallegos: llegaron a la casa de él, le dijo que no quería tener relaciones y la violó

Hace 4 semanas Río Gallegos

Un hombre de 40 años quedó a disposición de la Justicia acusado de haber obligado a una mujer de unos 60 a mantener relaciones sexuales, luego de haber compartido algunas bebidas en un conocido bolich

Río Gallegos: llegaron a la casa de él, le dijo que no quería tener relaciones y la violó

Un hombre de 40 años quedó a disposición de la Justicia acusado de haber obligado a una mujer de unos 60 a mantener relaciones sexuales, luego de haber compartido algunas bebidas en un conocido boliche de nuestra ciudad capital. El hombre fijó domicilio. De igual manera, las averiguaciones del caso continúan.

De un tiempo a esta parte, las mujeres han juntado coraje y han llegado a contar los calvarios que sufrieron cuando fueron sometidas a tener relaciones sexuales sin su consentimiento, en algunas oportunidades incluso situaciones que son perpetradas por sus propias parejas.

En este caso en particular, que se registró durante el fin de semana pasado, pero que la sobreviviente se animó a contar el lunes, ella juntó coraje, se acercó a una comisaría de la ciudad capital y pudo narrar los vejámenes a los que había sido sometida.

De acuerdo a la información recabada, para una vecina de 60 años de Río Gallegos el fin de semana iba a ser uno más, iba a salir a un histórico local bailable de la zona céntrica de la ciudad para divertirse.

En el local nocturno conoció a un hombre de unos 40 años y, cerca del cierre del boliche, decidieron tomar un taxi y continuar la noche en la casa de él, ubicada en la zona de los “barrios nuevos”, precisamente en la calle Zenaida Vidal, entre Gotti y Filippo.

Desde ese momento todo es materia de investigación. Según indicó la sobreviviente del caso, ella fue violada aunque, para el hombre, habrían sido relaciones sexuales consensuadas.

Lo cierto es que la mujer pudo escapar de ese calvario y recién en la jornada del lunes juntó coraje, se acercó a la Seccional Segunda de Policía y radicó la denuncia correspondiente.

Como es habitual en estos casos, la mujer fue abordada por profesionales y derivada al Hospital Regional, lugar donde, además de ser revisada por facultativos médicos con el fin de analizar si tenía heridas sexuales, también controlada para establecer que no fuera golpeada.

Los delitos de índole sexual son muy difíciles de acreditar ya que –en muchos casos- se realizan en ambientes privados y no hay testigos que hayan visto cómo fue perpetrado. Por ello, la Justicia cuenta con diversas formas con el fin de investigar.

Los resultados de los exámenes realizados a la víctima y la pericia psicológica son fundamentales. De igual manera, por este caso, la Justicia ordenó que se realice un allanamiento en la casa del presunto agresor sexual.

Operativo y pericias

Tal como lo informó este matutino, el procedimiento en cuestión se realizó en horas de la noche del lunes y fue encabezado por el personal de la Seccional Segunda. Junto a ellos estuvieron sus pares del Gabinete Criminalístico que realizaron las pericias de rigor.

Además de la detención del sospechoso, la Justicia ordenó que se secuestren los celulares de los involucrados, prendas de vestir y las sábanas donde se habría perpetrado la violación, indicaron fuentes policiales consultadas por este medio.

Todo ello fue elevado a la Justicia y se espera que sea analizado y determine si hay pruebas fehacientes que darían cuenta de la violación.
En la continuidad de la instrucción de la causa caratulada como “abuso sexual agravado por el acceso carnal”, el hombre fue demorado y, cumplidos los plazos legales, recuperó su libertad bajo caución juratoria, de igual manera, las averiguaciones continúan su curso.

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte