Río Gallegos: preocupa la falta de profesionales para pacientes comunes y casos de COVID-19

Hace 4 semanas Río Gallegos

En la clínica del hospital de la ciudad sólo trabajan 10 médicos, de los cuales uno está aislado por viaje de un familiar y el otro con licencia por tener patologías de riesgo.

Río Gallegos: preocupa la falta de profesionales para pacientes comunes y casos de COVID-19

Son tres los pacientes COVID positivo que aún permanecen internados en el Hospital Regional de Río Gallegos, en el servicio de Clínica Médica.   Así está informado en los partes que el Gobierno Provincial emite dos veces al día a la comunidad.

La atención de estos pacientes está a cargo del servicio de Clínica Médica del nosocomio, donde según datos proporcionados por personal del área sólo trabajan 10 médicos, de los cuales uno está aislado por viaje de un familiar y el otro con licencia por tener patologías de riesgo.

Esto reduce al equipo de trabajo a ocho profesionales, de los cuales uno TAMBIÉN cumple funciones con los pacientes COVID 19.

A través de una nota dirigida al director de nosocomio, Dr. Lerena y al jefe del servicio, Dr.Heredia, profesionales del área manifestaron su profunda preocupación por lo que consideran formas “improvisadas” de trabajo ante la pandemia que azota a todo el planeta y que hasta el momento permanece en una etapa de contención en esta provincia.

La nota, que trascendió en las últimas horas, y que fuentes internas del Nosocomio confirmaron, califican al manejo del servicio como “improvisado, con falta de respeto y poca valoración de la tarea cotidiana”. Señalan que existe dentro del Hospital “una planificación y modificación unilateral e inconsulta sobre las guardias y el manejo de los pacientes del sector de Clínica Médica, lo que derivó en inconvenientes corregidos sobre la marcha”.

Lo más grave es que en esta nota dirigida a las autoridades, se denuncia que si bien separaron a los pacientes COVID de los pacientes comunes, son vistos ambos por el mismo grupo de profesionales. Situación advertida como riesgosa en el mes de abril y sin solución planteada por ningún nivel de gestión, conflicto que terminó con la renuncia de la jefa de departamento, Dra. Sierra.

En la oportunidad, se considera que con esta metodología de trabajo “se nos ha expuesto a riesgo sanitario y laboral, ya que las condiciones actuales tampoco aseguran seguridad ni calidad a los pacientes que reciben el servicio, siendo el único en la ciudad”.

“Es el Estado el que nos debe garantizar un lugar seguro de trabajo, y a la comunidad un serviciode calidad y es la línea jerárquica la responsable de esto”, dice. Luego de los reclamos planteados por los profesionales, siguen a la espera de refuerzos para atender este servicio que puede verse colapsado ante un brote de la pandemia en la zona sur de la provincia.

La única respuesta en la jornada, donde por fallas en el cronograma de guardias nadie se presentó a trabajar, fue el compromiso de buscar reemplazo para quienes hoy atienden los dos grupos de pacientes. Cabe señalar que en medio de un clima de nerviosismo, la guardia del servicio fue tomada por el jefe del departamento, Dr.Heredia.

Los médicos consideran “desesperante” la situación dado que tras decenas de reclamos no reciben respuesta de ningún nivel de gestión.

Tags del artículo

Salud

Notas relacionadas que pueden interesarte