Río Gallegos: un joven llamó a su madre diciendo que se iba a suicidar y lo salvó la Policía

Hace 3 semanas Río Gallegos

Un chico de 26 años terminó en el Centro de Salud Mental de la ciudad capital luego de que su madre y la Policía lo contuvieran para que no se quitara la vida mientras él estaba ebrio.

Río Gallegos: un joven llamó a su madre diciendo que se iba a suicidar y lo salvó la Policía

Un chico de 26 años terminó en el Centro de Salud Mental de la ciudad capital luego de que su madre y la Policía lo contuvieran para que no se quitara la vida mientras él estaba ebrio en el interior de su vivienda.

El hecho se registró horas antes del deceso de Luciano Etcheverría (ver aparte), en una casa ubicada en el barrio Del Carmen de nuestra ciudad, por calle Reconquista. Allí, cerca de las cinco de la madrugada de ayer, un muchacho de 26 años se encontraba bajo los efectos del alcohol y llamó a su madre indicándole que tenía intenciones de suicidarse.

La madre, desesperada y sin saber qué hacer, decidió retornar a su vivienda mientras llamaba a la Policía, ya que ellos podrían llegar antes y salvarle la vida a su hijo. Por cuestiones del destino, tanto la madre como agentes de la Seccional Segunda y del Comando Radioeléctrico llegaron casi al mismo tiempo, indicaron fuentes policiales. 

La mujer fue la primera en ingresar y ver a su hijo en una de las habitaciones con una toalla, elemento que habría elegido para intentar ahorcarse y así terminar con su vida. Según se pudo saber, el muchacho no había dejado notas que dieran cuenta de sus intenciones, más allá del llamado a su madre. Asimismo, trascendió que no tenía un historial con antecedentes de tratamientos psicológicos o psiquiátricos. Además, en esa vivienda sólo residen él y su madre.

El muchacho fue contenido por su mamá y los agentes de la fuerza de seguridad pública. Posteriormente, fue tranquilizado y se activó el protocolo de acción para estos casos. En un primer momento, el joven fue trasladado al Hospital Regional para ser sometido a una serie de chequeos que fehacientemente determinaran que no tenía lesiones.

Hasta entrado el mediodía de ayer, el muchacho continuaba en el centro asistencial. Ya en horas de la tarde fue llevado al Centro de Salud Mental para ser abordado por profesionales de la materia, y que comience con un tratamiento acorde.

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte