Un hombre llegó a Río Gallegos caminando desde Salta: ¨no conocía Argentina¨

Hace 3 semanas Río Gallegos

Jonathan Ezequiel Viera es oriundo de Córdoba y, caminando con un carrito, llegó a Río Gallegos. Emprendió aventura el 5 de junio del año pasado, con la idea de conocer todo el país.

Un hombre llegó a Río Gallegos caminando desde Salta: ¨no conocía Argentina¨

Jonathan Ezequiel Viera es oriundo de Córdoba y, caminando con un carrito, llegó a Río Gallegos. Emprendió aventura el 5 de junio del año pasado, con la idea de conocer todo el país. “Todo surgió porque no conocía Argentina y no puede ser que no conozca nada de la tierra que me vio nacer”, contó.

Jonathan Ezequiel Viera tiene 31 años y es oriundo de Córdoba. Salió de Salta capital, donde vive desde los 25 años, el 5 de junio del año pasado y el 16 de febrero llegó a Ushuaia para luego subir hasta Río Gallegos, donde se encuentra actualmente.

Anteriormente, trabajaba en un taller de lámparas artesanales y en un bar de cerveza artesanal. Muchos viajeros optan por dejar su vida y comenzar con una aventura, pero lo inusual en el caso de Jonathan es que todo el trayecto lo realiza a pie. “Todo surgió porque no conocía Argentina y no puede ser que no conozca nada del país de la tierra que me vio nacer y me dije ‘ya fue, saldré a conocer’”, relató. Es así que dejó todo y, finalmente, salió a conocer el país.

Consultado por la forma de trasladarse, argumentó: “Porque me dije a mí mismo primero comencemos de la forma más complicada que hay, la más cruda”, detalló. “Soy nacido en Córdoba y a los 25 me fui a vivir a Salta. Desde ahí salí a caminar tirando un carro donde está todo lo que necesito y lo que me queda en esta vida. Me despedí de mis amistades y salí”, agregó.

Es así que el aventurero caminó Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Actualmente, se encuentra en nuestra ciudad y seguirá subiendo.

Tras más de ocho meses caminando, lo mejor que le brindó la ruta, según contó, fue la gente que conoció en el camino. “Eso es lo mejor que la ruta me brindó. Son algunos de los ángeles que esta aventura me dio, desde personas que me brindaron un lugar en su casa, ayuda con comida y con dinero, compartiendo su valioso tiempo conmigo”, detalló Jonathan.

En la travesía que viene desarrollando, continuará subiendo por Ruta 3 en los próximos días y planea llegar a México. “Esto no es un rally ni carrera, ni busco un reconocimiento de nada”, agregó el caminante, quien asegura que su sueño es continuar conociendo lugares.

Tags del artículo

Turismo

Notas relacionadas que pueden interesarte